Liderazgo

water-drop

“Liderazgo” es uno de esos conceptos amplísimos en los que caben muchas cosas. Y en el “liderazgo” se cifran hoy las esperanzas de renovación y progreso en muchísimos ámbitos en los que las personas nos desenvolvemos, desde la política a las organizaciones empresariales, pasando por la sociedad civil y por toda clase de relaciones sociales.

Es también un concepto que en sí mismo no tiene por qué ser positivo -los ejemplos históricos de liderazgos destructivos resultan obvios-  pero tengo la impresión de que la tendencia hoy tiene un sentido favorable y que hoy el “liderazgo” suele reservarse para personas y comportamientos con calidad ética. En el nuevo “liderazgo” lo diferencial es -explícita o implícitamente- el servicio a los demás.

Doy fe de que esa tendencia positiva del liderazgo es patente en los ámbitos de empresa en los que he tenido y tengo la oportunidad de desenvolmerme profesionalmente. Y es más: el liderazgo se ha convertido en una de las claves fundamentales por la que pasan la mayor parte de las soluciones de mejora y desarrollo, sea en el nivel personal, de equipo o de organización.

Alguien escribió que “nuestra mejor versión emerge en la medida que confluyen las capacidades e inclinaciones, los desafíos y la confianza, alcanzando una motivación intrínseca que no necesita estímulos externos”. En un plano personal, algo así es lo que ha representado para mí el liderazgo: una especie de punto de encuentro entre mis desafíos de desempeño profesional y mis inquietudes y experiencias más personales, por lo que ha sido excelente resorte de motivación y una fuente de grandes satisfacciones. Sospecho que esa convergencia me ha ayudado mucho también en los resultados -mayores o menores- que he podido ir consiguiendo, tanto en el ámbito profesional como en el de la actividad cívica.

Hace ya unos años y gracias al empuje del bueno de Alberto Mazuela me lancé a escribir para la colección de la UNED y Economistas sin Fronteras el libro Liderazgo y dirección de personas, centrado en las organizaciones sin ánimo de lucro y que finalmente fue publicado en 2003. El propio Alberto se ocupó de diseñar las viñetas y los cuadros-resumen que aparecen a lo largo del texto y que hacen la lectura más ágil y pedagógica. Añadió también un apéndice con una completísima entrevista a la directora de Intermon en Cantabria y País Vasco.

La verdad es que hace tiempo que no releo esta publicación, pero presumo que serán muchas las cosas que hoy plantearía de otra manera. Las lecturas y las experiencias de estos últimos años de mayor madurez me han aportado mucho precisamente sobre la esencia y la dinámica de los procesos de liderazgo.

Recuerdo que una de las cosas que más me preocuparon al redactar el libro fue dar con una buena definición de liderazgo. Kotter, Bennis, Welch, Gardner, Álvarez de Mon… fueron por entonces las lecturas más inspiradoras. Pero si tuviera que volver hoy sobre el tema tal vez arrancaría con lo que leía hace muy poco en unos de los artículos de McKinsey Quarterly:

La labor del lider no es darle grandeza a la gente, sino reconocer que ya existe y crear el ambiente en el que esa grandeza puede emerger y crecer (Brad Smith, CEO de Intuit).

Por último, para representar el liderazgo -tal y como hoy lo veo-  he escogido la imagen que encabeza estas líneas porque veo fundamental que el liderazgo -como la confianza que constituye buena parte de su esencia- actúe como si de ondas concéntricas se tratase: empieza por uno mismo, se extiende a los más cercanos (la familia, el equipo, los amigos…) y acaba produciendo cambios en el entorno organizativo y social.

El modelo de BCG de transformación “Always On” de las organizaciones

“La estrategia del océano azul” de Kim y Mauborgne: aprendizajes para la Gestión del Cambio

Gestión de equipos. Un intento de explicación sencilla

Saber liderar al jefe y a los compañeros como condición de éxito

La experiencia de empleado en el estudio 2017 Deloitte Human Capital Trends

Aprender y disfrutar de Kotter y su modelo de gestión del cambio

¿Hacia dónde va la evaluación del desempeño en las organizaciones?

La aportación de sentido como factor del compromiso en el Job Satisfaction Index 2016

Una vez más: en el liderazgo está la clave del compromiso. Aprndizajes del World Workforce Study de Towers Watson

Comentario del Profesor De la Cuesta Rute a la recensión de “Respeto en acción”

Respeto en Acción. Cómo aplicar la subsidiariedad en la empresa

La confianza en las personas, los equipos y las organizaciones: hacia un modelo integral

“El control sin confianza no es eficiente”. El enfoque de Spaemann sobre la confianza organizativa

La confianza en las personas, los equipos y las organizaciones: hacia un modelo integral (y III)

La confianza en las personas, los equipos y las organizaciones: hacia un modelo integral (II)

La confianza en las personas, los equipos y las organizaciones: hacia un modelo integral (I)

El memorable discurso de Emmanuel Faber, CEO de Danone, en el acto de graduación de HEC París

A propósito del “modelo de influencia” de McKinsey para la gestión del cambio en las organizaciones

El Informe de Tendencias en Aprendizaje y Desarrollo 2015-2017, de Overlap

¿Qué es el liderazgo? Un intento de explicación sencilla (y II)

¿Qué es el liderazgo? Un intento de explicación sencilla (I)

Tendencias actuales en el desarrollo del liderazgo: el informe Top Employers 2015

La gestión del desempeño, “ingrediente secreto” de los desafíos del compromiso

Medir en tiempo real el compromiso de las personas en la organización

Indicadores cuantitativos en la medición del clima organizacional

Las competencias que no me enseñaron en el colegio

Medición del clima organizacional: mucho más que las encuestas

Una herramienta útil: el informe Global Human Capital Trends 2015, de Deloitte

Los ocho comportamientos básicos del liderazgo, según Google

El éxito en la gestión del cambio no es un juego de azar

Juan Pablo II, desde los recursos humanos

Comunicación interna: “que mi jefe hable conmigo”

El desarrollo del liderazgo a través de la competencia “solución efectiva de problemas”

Erradicar la corrupción en las empresas: el lugar de la Cultura y el Liderazgo

Réquiem por el correo electrónico en las empresas

Devolver a los managers la gestión de personas: clave de la nueva función de RRHH

En memoria de François Michelin, un empresario “visionario y humanista”

François Michelin: lecciones de un maestro

Liderazgo: un paso más allá en la tarea de motivar (y II)

Liderazgo: un paso más allá en la tarea de motivar (I)

Líderes: desarrolladores, educadores, entrenadores

¿Hacia el final de los mandos intermedios en las organizaciones?

¿Liderazgo? Personas, sólo las personas, siempre las personas

La contribución del modelo de liderazgo a la Responsabilidad Social de la Empresa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s