Más sobre la estelas-casa de Poza de la Sal (II). La pieza de San Salvador de Oña

coleccion-particular

Estela-casa, procedente de Llano de Bureba, expuesta desde 2015 en la Sala Capitular del Monasterio de San Salvador, de Oña (Burgos). Foto: Asociación de Amigos de San Salvador

Nuestro recorrido por la diferentes localizaciones actuales de las estelas-casa procedentes de Poza de la Sal, nos lleva ahora al Monasterio de San Salvador, en Oña (Burgos).

En su Sala Capitular románica se expone desde 2015 (?) una estela oikomorfa, hasta esa fecha inédita y no catalogada, llevada allí por un particular de Llano de Bureba.

Supe de la noticia de la aparición de esta nueva pieza a través del “Oña al día”, que publica la Asociación de Amigos de San Salvador; allí aparecía también la imagen del inicio de esta entrada.

El estudio de Fernández Corral

A esta nueva pieza se ha referido también Marta Fernández Corral, de la Universidad del País Vasco, en el artículo “Dos inscripciones funerarias y una estela oikomorfa en Oña (Burgos)”, publicado en 2015 (1).

fdez-corral

Estela-casa expuesta en San Salvador de Oña (Foto: Marta Fernández Corral. Ficheiro Epigráfico).

De su artículo extraígo estos párrafos:

(…) La estela fue llevada hace poco tiempo desde Llano de Bureba por D. Florentino Conde, vecino del lugar, que la había conservado en su jardín hasta que decidió llevarla a su actual paradero.

La pieza es fácilmente reconocible como un ejemplar más del conjunto de estelas oikomorfas localizadas en el territorio de Poza de la Sal y sus proximidades y que muy probablemente provienen de una necrópolis de época romana situada en esta localidad.

Se trata, como ya hemos dicho, de una estela con forma de casa, es decir, compuesta por un cuerpo prismático con un remate triangular y con dos orificios en la parte inferior que recuerdan a una puerta. Sus dimensiones son 29x35x45 cm. Su cara frontal se encuentra decorada con los motivos habituales en este tipo de estelas. Hay una línea incisa que enmarca la mayor parte de la estela y que rodea por su lado superior ambas oquedades semicirculares. Sobre cada una de estas encontramos dos rosaceas hexapétalas enmarcadas en un círculo y, finalmente, como elemento central una figura que recuerda a las medias lunas horizontales que encontramos muy habitualmente en este tipo de piezas. En este caso, sin embargo, lo extremo de la figura se cierran en la parte superior, conviertiéndolo en una circunferencia doble de aspecto ligeramente alargado. Esta figura se encuentra sobre el dibujo de una base triangular que también aparece en otras estelas de la colección. Por lo tanto, el ejemplar repite la morfología y los elementos decorativos habituales de este conjunto y carece de texto, como la gran mayoría de las estelas oikomorfas de este territorio.

Hasta aquí el comentario de Marta Fernández Corral. Añadir tan solo que la estela no aparece en el catálogo de Abásolo, Albertos y Elorza de 1975 y que en la perspectiva de su simbología, atendiendo al conjunto de la colección de estelas conocidas, llama la atención el gran tamaño del soporte del creciente lunar. Los citados investigadores recopilaron en su día las diferentes opiniones de los expertos sobre el significado de este tipo de peanas en las estelas-casa; a ellos me remito.

ZáLeZ y la “pista” de Llano de Bureba

Sobre esta misma estela he encontrado también algunos otros datos de interés en esa inagotable  mina de información y buenas imágenes que es el blog de ZáLeZ.

Ya en 2011, en los comentarios que seguían a la entrada “Estelas oikomorfas burebanas ‘Granja La Vieja’ (Poza de la Sal)”, ZáLeZ daba cuenta que en Llano de Bureba (antiguo Solas de Bureba), un pequeño municipio a apenas 10 km. de Poza, también habían aparecido este tipo de estelas.

Uno de los comentaristas en el foro, Rodrigo Conde, replicaba a continuación que “en este pueblo tengo conocimiento de 2 de dichas estelas, una la tiene José Ignacio Conde (mi hermano) que te la puede mostrar. Se sacó de una columna de una casa de mi familia, donde estaba incrustada y que procede de el término de ‘Los Tejares’, de donde salen muchos restos romanos. Otra la tiene José Manuel Valdivielso cuyo padre la sacó arando en una finca en ese mismo término de ‘Los Tejares’, en Llano de Bureba”.

ZáLeZ volvió sobre el asunto en septiembre de 2015 en una nueva y preciosa entrada: “Llano de Bureba (antigua Solas de Bureba). Un amplio paseo a través del tiempo”.

En ella señala que “las estelas oikomorfas abundantes en la zona cercana de Poza de la Sal, se ven representadas también  en esta localidad, y son un fiel ejemplo”.  Acompañan al texto estas imágenes:

3-zalez

Estelas-casa localizadas por ZáLeZ en Llano de Bureba (Fotos: ZáLeZ).

La primera -cuyo pie de foto es “Estela oikomorfa burebana”- se corresponde claramente con la pieza a la que nos hemos referido más arriba, hoy en la Sala Capitular del Monasterio de San Salvador de Oña.

La segunda lleva por pie: “Estela con su forma de casita cercenada. Sirvió de agarre de sogas para el ganado”. Y es una pieza que nos resulta conocida: aparece también en un artículo publicado por Abásolo en 1984 con el título “Recientes hallagos de lápidas romanas en la provincia de Burgos” (2). Marta Fernández menciona asimismo este ejemplar en una nota a pie de página del artículo al que me he referido más arriba.

abasolo-1984

Fragmento de estela-casa procedente de Los Tejares, Llano de Bureba. Foto: Abásolo (Boletín del Seminario de Arte y Arqueología)

La descripción de Abásolo, que incluye una fotografía en el artículo, es esta:

Fragmento de monumento funerario en forma de casa oriundo de Los Tejares. Piedra caliza. 0,28 X 0,48 X 0,40. Corresponde a la mitad inferior en la que se observan las dos oquedades con coronamiento semicircular propio de un enterramiento doble. Sencillo reborde al exterior y contorneando las ‘puertas’. Restos de dos estrallas sobre éstas.

¿Es esta la pieza en poder de José Manuel Valdivielso a la que se refiere en su comentario su paisano Rodrigo Conde? Sería necesario aclararlo…

Y quedaría la última de las imágenes presentadas por ZáLeZ, cuyo pie reza: “Otra que siguió los pasos de la anterior”.  Sobre ella no he conseguido, por el momento más referencias.

Esta piezas sugieren evidentemente una pregunta y es si hubo también en Llano de Bureba, y en concreto en el término de Los Tejares, donde han aparecido abundantes restos arqueológicos de época romana -de los que ZáLeZ ofrece testimonio gráfico-, una necrópolis en la que se utilizaron estelas oikomorfas, pertenecientes a la misma cultura de raigambre celta asentada en Poza.

100_0091

La Granja “La Vieja” en una vista desde el Alto del Milagro, en Poza de la Sal. En este lugar se encontrala la necrópolis de época romana (Foto del autor)

La localización de los yacimientos de las singulares estelas oikomorfas no ha sido, desde las primeras investigaciones publicadas hace un siglo, un tema fácil.

Se ha pretendido incluir entre los mismos Oña, Quintanaélez, Salas de Bureba, Soto de Bureba… pero en realidad solo la necrópolis del pago de La Vieja, en Poza de la Sal, parece del todo clara y con restos muy abundantes y documentados.

Según la recopilación de Abásolo et al. habría también que quizá salvar los muy limitados hallazgos en los términos de El Ortiguero y La Cerca, muy próximos ambos a Soto de Bureba. Y ahora, tal vez, deba añadirse Los Tejares, en Llano de Bureba.

Una última referencia sobre San Salvador de Oña

El Monasterio de San Salvador de Oña ha sido protagonista de esta entrada por la reciente incorporación a la exposición de su Sala Capitular de una magnífica estela oikomorfa.

No dejaría sin embargo de estar completa esta nota sin una referencia a otra estela, encontrada en su dia empotrada en una de las cercas del Monasterio.

sin-titulo-2-copiar

Estela-casa encontrada en una tapia del Monasterio de San Salvador de Oña, hoy desaparecida (Inv. de Abásolo nº 1) (Foto: Abásolo et. al.)

Corresponde al nº 1 del inventario de Abásolo et al. Sus medidas eran 0,63 X 0,38 X 0,47. Fabricada en piedra caliza, tenía, cuando fue descrita, un estado deficiente con estas caractaterísticas:

Decoración en relieve. Únicamente es apreciable un creciente lunar -de puntas casi cerradas-  en el vértice de la fachada, y resto de una hexapétala (habría dos) a la  derecha del mismo y ligeramente inferior. En la base se abre la puerta cuadrada.

Según la misma nota de la Asociación de Amigos de San Salvador a la que hecho mención más arriba, hoy el paradero de esta estela oikomosfa nos es desconocido.

Jaime Urcelay

(1) Ficheiro Epigráfico, suplemento de la revista Conimbriga, Instituto de Arqueología, Facultad de Letras, Universidad de Coimbra, 132, 2015.

(2) Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, Universidad de Valladolid, 50, 1984.

Nota (30/06/2017): algunas informaciones de esta entrada se corrigen y amplían en la nueva entrada Estelas-casa de Poza de la Sal. Aclaraciones sobre las piezas de Llano de Bureba.

Otras entradas publicadas en este mismo blog sobre las estelas-casa de Poza de la Sal:

El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (I)

El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (y II)

Estelas-casa de Poza de la Sal en el Museo de Arqueología de Cataluña

Más sobre la estelas-casa de Poza de la Sal (I). Las piezas localizadas en Gijón, Asturias

Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (y III). Museo de la Sociedad Martins Sarmento, en Guimarães.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s