Galería (I). Ángel de Urcelay Aldalur (Zarauz, 1904 -1992), sacerdote e impulsor de la música coral

Don Ángel de Urcelay en Zarauz en un verano de los años 60. Le acompaña su amigo el compositor Francisco Escudero (Foto: ERESBIL. Archivo vasco de la música)

NOTA.- En el contexto de mi interés por todo lo relacionado con el linaje Urcelay o Ucelay (ambos, originariamente, fueron el mismo apellido), inicio con esta entrada una recopilación o galería de biografías de quienes en el linaje han tenido mayor relevancia pública.

Solo dos Urcelay o Ucelay -la arquitecta Matilde Ucelay Maórtua (Madrid, 1919-2008) y el pintor José María Ucelay Uriarte (Bermeo, 1903-1979)-  aparecen entre las 40.000 biografías de personajes relevantes en la historia de España, desde el siglo VII a. de C. hasta la actualidad, recopiladas en el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia. Pero, como tendré ocasión de presentar en esta serie, hay algunos otros Urcelay o Ucelay que han conseguido notoriedad pública, mereciendo formar parte de nuestra memoria. Alguno de fuera de nuestras fronteras, como es el caso destacado del cantante operístico mexicano Nicolás Urcelay Alonzo (Mérida, Yucatán, 1919-1959).

Uno de ellos es precisamente la personalidad con la que arranco ahora esta serie: el sacerdote y músico Ángel de Urcelay Aldalur (Zarauz, 1904-1992). Y quiero que sea el primero por una razón sentimental: en mi propia familia era considerado nuestro “pariente” con más renombre.

Sigue leyendo

Anuncios

Mis lecturas. “Insumisos”, de Tzvetan Todorov: la firme resolución de resistir

Tzvetan Todorov (Sofía, 1939), un reconocido intelectual búlgaro emigrado a Francia antes del derrumbe del comunismo en su país de origen, ha reunido en “Insumisos” (1) un atractivo e inspirador conjunto de itinerarios individuales en los que, pese a la diversidad de perfiles personales y de los contextos a los que tuvieron que enfrentarse, aparece un rasgo común: la resistencia, por motivos morales, a la coacción dominante.

La propia experiencia del autor en un régimen totalitario y sus amplias investigaciones académicas en ciencias sociales, constituyen la base de las Motivaciones iniciales, la Visión de conjunto final y el marco de razonamiento -con el que no siempre he coincidido- para la presentación de los ocho ejemplos, todos ellos contemporáneos, seleccionados en el libro: Etty Hillesum, Germaine Tillion, Alexander Solzhenitsyn, Borís Pasternak, Nelson Mandela, Malcolm X, David Schulman y Edward Snowden.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “Romano Guardini, maestro de vida”, de Alfonso López Quintás

He frecuentado bastante a lo largo de mi vida a Romano Guardini (1885-1968), aunque probablemente con poca profundidad. A él tengo dedicada una de esas estanterías especiales de la biblioteca, que en mi significa algo así como una marca de predilección y aviso de que tengo que volver a beber de esa fuente. En esto, Guardini es vecino físico de otro de mis manantiales de siempre, Manuel García Morente, como él buscador incansable de la verdad aunque por caminos algo diferentes.

Aun recuerdo cómo me marcó personalmente hace bastantes años el librito de Guardini “Las etapas de la vida. Su importancia para la ética y la pedagogía” (1). Tras descubrirlo compré un buen lote de ejemplares y se convirtió en regalo obligado para la gente que entonces me rodeaba… Una manía personal que se ha repetido con otros libros y que ahora acaparan Natalia Sanmartin y “El despertar de la señorita Prim”.

Sigue leyendo

En Diario de Burgos: “Los ‘sabuesos’ burebanos del Archivo Vaticano”

Ha sido una muy agradable sorpresa conocer que, el pasado domingo, Diario de Burgos se había hecho eco de lo que en este blog recientemente he publicado sobre documentos de Poza de la Sal en el Archivo Vaticano. El título del reportaje es, en sí mismo, todo un estímulo para seguir rastreando, donde haga falta, la historia del pueblo de mis mayores: Los ‘sabuesos’ burebanos del Archivo Vaticano.

En efecto, en las páginas de Briviesca – Bureba la corresponsal del diario burgalés en dicha comarca, María José Fernández, presenta de forma muy completa y fiel lo que publiqué sobre Poza en el Archivo Vaticano, cuyo único mérito corresponde al P. Saturnino Ruiz de Loizaga, OFM, integrándolo con la interesante noticia de las indagaciones que en el mismo archivo está realizando Félix Sagredo. Este notable historiador burebano trata de localizar en Roma la bula pontificia de indulgencias concedida a la capilla de trasagrario de la que fue Colegiata de Santa María la Mayor de Briviesca, una de las más antiguas de España, felizmente recuperada y reabierta para el culto como iglesia hace apenas dos años. El documento de la bula no ha sido todavía encontrado.

Sigue leyendo

Poza de la Sal en el Archivo Vaticano

Retablo mayor de la Iglesia parroquial de San Cosme y San Damián, de Poza de la Sal. Obra de los hermanos Cortés del Valle, data de 1710.

El pasado mes de julio los vecinos y amigos de Poza de la Sal (Burgos) celebrábamos la tan esperada restauración del retablo mayor de la iglesia de San Cosme y San Damián, gracias a la colaboración del Ayuntamiento y la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León. Se trata de la última intervención significativa en nuestro viejo y entrañable templo parroquial, de construcción fundamentalmente gótica en el siglo XIV o XV y objeto de importantes reformas y añadidos en los siglos XVIII y XIX.

Feliciano Martínez Archaga, quien fuera párroco de Poza entre 1966 y 1987, hizo inventario, en su historia de la villa (1), de las sucesivas obras y reformas desde el siglo XVI, tanto en la mencionada iglesia como en la cercana ermita de Nuestra Señora de Pedrajas.

Sigue leyendo

Facilitación, una competencia del liderazgo transformador

En el mundo de las organizaciones las palabras facilitación o facilitador tienen un significado bastante reconocible. Se trata del especial rol que en determinadas reuniones tienen una o varias personas cuya responsabilidad es proporcionar estructura y proceso a las interacciones de los participantes. Su propósito es que el grupo funcione con más efectividad para alcanzar los objetivos propuestos.

El valor añadido de un facilitador a los resultados de una sesión participativa es  evidente, siempre y cuando los comportamientos que despliegue y las técnicas y herramientas que utilice sean los idóneos.  En otro caso, el facilitador puede convertirse más bien en un obstáculo o en una distorsión para la consecución de resultados por el grupo. Esta diferencia en la competencia del facilitador es en la práctica muy importante, como sabe cualquiera que haya participado en reuniones, talleres o focus groups en los que se haya hecho uso de este rol. Sigue leyendo

Haciendo balance de la Responsabilidad Social de la Empresa (RSE)

Me cupo este martes el honor de recibir, representando a Profesionales por la Ética, el reconocimiento que Corresponsables ha querido entregar a las empresas y entidades que han hecho posibles los primeros 50 números de esta revista, referencia hoy en toda Iberoamérica de la comunicación de la Responsabilidad Social. En la web de Profesionales puede verse una nota sobre la significación de Corresponsables y una pequeña crónica del acto, celebrado en el singular espacio que ofrece el Impact Hub Madrid.

El tiempo ha pasado volando y corren ya 11 años desde que, en nombre de la asociación que entonces presidía, empecé a publicar en el Anuario Corresponsables una serie de reflexiones sobre la Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) (*). Es sin duda buen momento para, en primer lugar, dar las gracias y felicitar a Corresponsables por estos 50 números de la publicación. Y también para apuntar un pequeño balance en relación con la evolución de la RSE en este tiempo, que es lo que brevemente me propongo en las siguientes líneas.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “El hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl: claves del arte de vivir

Hay libros que conviene tener a mano para volver sobre ellos y para prestarlos todo lo que sea posible. El hombre en busca de sentido, del psiquiatra austríaco Viktor Frankl, es para mí uno de ellos (*). Más aún: es un libro capaz de cambiar una vida para bien.

Suelo apuntar esta lectura  en los cursos para directivos y mandos de empresas. Y si el contenido de la formación aborda temas directamente relacionados con la identidad o el crecimiento personal -cosa cada vez más habitual en el mundo de la empresa-, utilizo también el vídeo de una breve entrevista con Frankl en la televisión austríaca. En ella se sintetiza lo fundamental del pensamiento del creador de la logoterapia, proporcionando anclajes serios sobre los que construir el desarrollo humano, también en el terreno profesional.

Sigue leyendo

Mis lecturas. «Matar a un ruiseñor»: el itinerario de la empatía

Matar a un ruiseñor, publicada en 1960 por la escritora estadounidense Harper Lee,  es no solo una encantadora novela de la que disfrutar sino también una propuesta pedagógica para aprender sobre lo que uno de sus protagonistas llama las realidades de la vida.

Es curioso, por lo demás, que esta obra literaria, pese al éxito que alcanzó en su momento -tanto en EEUU, donde fue Premio Pulitzer, como en España-, haya quedado después bastante olvidada. Paradójicamente y como sugiere mi hija Ichi, quizá tenga algo que ver ese eclipse  con la celebridad alcanzada por su magnífica versión cinematógrafica, que, dirigida en 1962 por Robert Mulligan y protagonizada por Gregory Peck, fue galardonada con tres Premios Óscar.

Sigue leyendo

El modelo BCG de transformación «Always On» de las organizaciones

La transformación, entendida como un cambio a gran escala para conseguir saltos sostenibles en el desempeño, es ya un imperativo permanente para las organizaciones.

Su éxito requiere considerar y combinar muy diferentes dimensiones y elementos, con un enfoque holístico que tiene en cuenta todas las interdependencias.  Es, al cabo, un camino en el que hay que movilizar simultáneamente todo el sistema de actividades de la organización, sabiendo, además, que mientras sostenemos un cambio tenemos que ir lanzando el siguiente. Sí, es lo que toca en una era en la que los factores de disrupción se siguen multiplicando.

Sigue leyendo