Conservar la memoria de nuestros antepasados

«La familia, la actual con la que convivimos y la pretérita formada por nuestros antepasados, constituye nuestro humus vital y nuestro patrimonio hereditario, tanto en el sentido genético como en el de esos valores y costumbres que se transmiten de generación en generación a partir de la educación y las formas de vida.

Podemos así pensar que cada uno de nosotros somos en parte personalidades singulares e inéditas, pero en parte también mimetizamos y recapitulamos rasgos físicos y espirituales del linaje familiar al que pertenecemos, de la tradición familiar en la que estamos insertos.»

Sigue leyendo

Anuncios

Comparto el vídeo del programa de Solidaria TV «Tertulia de Amigos» del pasado jueves 14 de septiembre, en el que participé como invitado. De la mano de su presentador, Ramón Ubillos, dimos un repaso a algunos de los proyectos y campañas en los que está trabajando la asociación Profesionales por la Ética.

Estelas-casa de Poza de la Sal en el Museo Arqueológico Nacional

La estela-casa de Poza de la Sal con referencia 1930/116/3 del MAN y núm. 34 del catálogo de 1975 de Abásolo, Albertos y Elorza, según el dibujo de García y Bellido (1949).

Después de recalar en algunos de los lugares en los que en la actualidad se conservan ejemplares de las enigmáticas estelas-casa de Poza de la Sal (Burgos), de época romana y raigambre celta,  su rastro me lleva ahora al espléndido Museo Arqueológico Nacional (MAN), en Madrid. A sus fondos pertenecen cuatro estelas pozanas, adquiridas por el Estado para el Museo en el año 1930 y cuyas características son perfectamente representativas del conjunto.

La localización de estas piezas no ha sido, sin embargo, tan fácil como a priori cabía esperar. No están en la actual exposición permanente ni tampoco me fue posible dar con ellas en el catálogo público del MAN, al que puede accederse a través de su página web. Solo después de varias consultas a diferentes técnicos de la institución he podido verificar la conservación de las piezas en sus almacenes, consiguiendo también, gracias a la amabilidad de dichas personas, las correspondientes referencias del inventario y la fotografía de tres de ellas.

Sigue leyendo

La escultura romana de Poza de la Sal (Burgos)

Vitrina en la que se exponen los fragmentos de la escultura thoracata de Poza de la Sal (Museo de Burgos).

Uno de los vestigios más característicos de la antigua ciudad romana de Flavia Augusta, en Poza de la Sal (Burgos), son los restos de una monumental escultura de bronce, encontrados en el año 1928.

Están expuestos desde entonces en el Museo de Burgos, identificados como Fragmentos de escultura thoracata -Marte o Minerva- procedentes de Poza de la Sal (1). Han sido datados en el siglo I-II.

Sigue leyendo

“El puente de los espías”: toda persona importa

ElpuentedelosespiasEn un tiempo en el que pareciera que la apelación a la moral es algo represivo y reaccionario, Steven Spielberg nos propone en El puente de los espías (2015) una bien trabada parábola sobre la integridad personal y la fidelidad a la conciencia más allá de cualquier adversidad.

Ambientada en la guerra fría entre norteamericanos y soviéticos de los años 50, se trata de una película de espías poco convencional -basada en hechos reales- y de gran calidad cinematográfica, como corresponde a un director de la talla y la madurez de Spielberg.

El guión es de Matt Charman y de los hermanos Ethan y Joel Coen. Sos sus principales actores Tom Hanks, quien interpreta al abogado James Donovan, y Mark Rylance, en el papel del espía soviético Rudolf Ivánovich Abel. Rylance obtuvo el Óscar al mejor actor de reparto, un título que me encantaría revalidase por su reciente y espléndida interpretación en Dunkerque (Chistopher Nolan, 2017).

Sigue leyendo

Mis lecturas. “La Tigresa y el Acróbata”, de Susanna Tamaro: el descubrimiento del sentido

La Tigresa y el Acróbata (1), la última novedad editorial de Susanna Tamaro, es un cuento para adultos al que se ha comparado con El Principito de Saint-Exúpery.

Y sí, después de disfrutar de la nueva creación de la escritora italiana, también yo creo que hay una conexión entre ambas narraciones. No solamente por su género literario sino, sobre todo, por una similar filosofía de fondo sobre la condición humana.

La Tigresa y el Acróbata es la historia, rebosante de ternura, de la vida de una tigresa de la Taiga siberiana. Una vida que, casi desde las primeras orientaciones de su madre y de su padre ausente, es el recorrido de un difícil camino para la búsqueda y conquista del propio Reino. Un Reino que que se inicia en el punto exacto en que se inician todos los días.

Sigue leyendo

Los pleitos de hidalguía en Guipúzcoa. Expedientes del apellido Ucelay o Urcelay (y II)

Repostero perteneciente a mi familia con las armas del apellido Ucelay o Urcelay

Explicada en la primera parte de esta entrada la finalidad y el contenido de los expedientes de hidalguía en Guipúzcoa, puede entenderse bien hasta qué punto estos documentos resultan fundamentales para la investigación genealógica de un apellido de aquel origen y para la reconstrucción de ramas familiares. En ellos encontramos, en efecto, muchísima información útil.

Hay que tener en cuenta que la elaboración de los expedientes de hidalguía se remonta nada menos que a la segunda mitad del siglo XV. Las Juntas Generales de Guipúzcoa fueron diciendo cómo tenían que instruirse, hasta que en 1773 se llega a la redacción de un procedimiento uniforme. Va además unido al mandato a todas las villas para que elaborasen su propio Libro de Matrícula o Padrón de Hijosdalgo, obligando a las familias que no estuvieran en regla a formar expediente probatorio (Instrucción de Olabe).

Sigue leyendo

Los pleitos de hidalguía en Guipúzcoa. Expedientes del apellido Ucelay o Urcelay (I)

Sello con el escudo originario de la Provincia de Guipúzcoa. 1514.

El antiquísimo reconocimiento en la Corona de Castilla de la hidalguía de las familias originarias de Guipúzcoa y Vizcaya es tema poco conocido para la mayoría de los españoles de hoy, si exceptuamos las grotescas reminiscencias de aquella realidad en la popular película de cine “Ocho apellidos vascos”.

Pocos saben, en efecto, que desde el siglo XVI existió, ya plenamente desarrollada, una presunción universal de hidalguía de guipuzcoanos y vizcaínos. Por ella, todos los solares o caseríos de estas tierras eran nobles y, por ende, lo eran también los descendientes de aquellos, independientemente de su nivel social. Es lo que el P. Manuel Larramendi llamó en el siglo XVIII el igualitarismo vasco, que no deja de ser un profundo sentido de la universalidad basada en el respeto de los fueros de la personalidad humana, como escribió el ilustre genealogista Juan Carlos de Guerra.

Sigue leyendo

Dos nuevas estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal

Desconocemos todavía el paradero de un buen número de las estelas funerarias en forma de casa, de época romana y cultura celta, procedentes de la necrópolis de Poza de la Sal (Burgos).

Y es que a la increíble destrucción de la necrópolis con ocasión de las obras del Ferrocarril Santander-Mediterráneo, realizadas en el año 1928, hay que sumar la dispersión que han sufrido desde entonces, de forma descontrolada, incluso las piezas inicialmente conservadas.

Sigue leyendo

El apellido Ucelay o Urcelay en las obras de los genealogistas García-Carraffa y Mogrobejo

En una entrada anterior me refería a las páginas dedicadas al apellido Ucelay o Urcelay en el fundamental Ensayo de un padrón histórico de Guipúzcoa según el orden de las familias pobladoras, del gran genealogista vasco Juan Carlos de Guerra (pinchar aquí).

En otra entrada dedicada al escudo de armas del apellido reseñaba también las menciones del mismo erudito a nuestro apellido, en esta ocasión en sus Estudios de Heráldica Vasca (pinchar aquí).

Abordo ahora lo que sobre el linaje Ucelay o Urcelay escribieron otros grandes genealogistas de referencia, los hermanos Alberto y Arturo  García-Carraffa, y el continuador de su monumental obra, Endika de Mogrobejo. Casi todo lo que puede encontrarse publicado sobre nuestro apellido tiene su origen, con mayor o menor fidelidad, en estos autores, cuyos estudios han encontrado una amplia difusión.

Sigue leyendo