Estelas-casa de Poza de la Sal. Aclaraciones sobre las piezas de Llano de Bureba

Vista aérea de Llano de Bureba (Foto: http://www.llanodebureba.com)

En una anterior entrada sobre las estelas oikomorfas, de época romana y procedentes de Poza de la Sal (Burgos) , me refería a los ejemplares de Llano de Bureba [Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (II). La pieza de San Salvador de Oña]. Uno de ellos, el mejor conservado y de bastante interés por su decoración simbólica, había pasado recientemente a la Sala Capitular del Monasterio de San Salvador de Oña.

Ahora, el Profesor Rodrigo Conde Tudanca, conocedor de primerísima mano de estas piezas, acaba de publicar en el Boletín Informativo de la Asociación Cultural “Amigos de Llano” (nº 98, 2do.T/2017) un completo artículo sobre este mismo tema. En él aclara, con pulcritud digna de elogio, algunos detalles hasta ahora inéditos sobre las referidas piezas de Llano, además de ofrecer a sus paisanos una síntesis general sobre las características y el significado de las estelas oikomorfas.

El ensayo, cuyo título es  Las “estelas-casa” romanas de Llano de Bureba, puede leerse completo pinchando aquí.

Por mi parte, tan solo agradecer a Rodrigo Conde estas nuevas aportaciones y dejar aquí constancia de los datos que él presenta y que vienen a corregir o aclarar las informaciones recogidas en mi artículo.

Precisiones sobre las estelas-casa de LLano

Confirma Conde que las estelas-casa conocidas de Llano son tres, todas ellas procedentes del término de Los Tejares, donde se han encontrado otros restos romanos.

Estela-casa de Llano de Bureba nº1 (Foto: Marta Fernández Corral. Ficheiro Epigráfico).

La primera de ellas está actualmente en la casa de la familia Conde y fue encontrada por Eugenio Conde y su hijo Joaquín cuando araban hace ya muchos años en dicho  término de Los Tejares. La pusieron como columna en la cuadra que tenían en una casa en la plaza Mayor numero 12, donde actualmente hay una casa rural. Los dos agujeros del monumento se usaban para atar las cabras.

Es el ejemplar que se expuso en la Sala Capitular del Monasterio de San Salvador de Oña y que fue catalogado y descrito en 2015 por Marta Fernández Corral en Ficheiro Epigráfico. No aparecía en el inventario de Abásolo-Albertos-Elorza. Tras haber sido prestado en 2015 y 2016 a la Asociación de Amigos de San Salvador, ha sido recuperado por la familia Conde.

Estela-casa de Llano de Bureba nº2 (Foto: Rodrigo Conde. Boletín Informativo de la Asociación Cultural “Amigos de Llano”).

La pieza de la iglesia parroquial

La segunda estela-casa -explica Conde en su artículo-  está guardada en la Iglesia y estuvo durante mucho tiempo en la casa de Ángel Valdivielso y Agustina, abuelos de José Manuel Valdivielso, en la casa que fue hasta los años 30 del siglo pasado la taberna. Servía como pilar en la puerta de entrada y sus dos agujeros se utilizaban igualmente para atar al ganado.

Cuando su hijo, Antonio Valdivielso, hizo los arreglos de la casa se deshizo de las piedras que formaban la entrada de la casa y las tiró en el término de Cuestamayor, donde entonces había un vertedero. Allí Florentino Conde, hermano de Rodrigo, recogió dicha piedra y la dejó en la iglesia.

La estela, de la que está cercenada la parte superior, fue descrita en 1984 por José Antonio Abásolo en el  Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología de la Universidad de Valladolid.

Estela-casa de Llano de Bureba nº3 (Foto: Rodrigo Conde. Boletín Informativo de la Asociación Cultural “Amigos de Llano”. He girado la imagen para que se aprecie mejor la forma del monumento).

La tercera pieza, no catalogada

Siguiendo con las detalladas informaciones proporcionadas por Rodrigo Conde, la tercera estela-casa se encuentra reutilizada, desde hace aproximadamente 20 años, en la pared de la entrada del jardín de la casa de su familia (Carretera de Poza 2).

Había sido encontrada por Eduardo Conde en el vertedero de Cuestamayor, donde alguien la dejó junto con otras piedras procedentes de la reforma de una casa.

Por el momento, no se encuentra catalogada en ninguna publicación científica.

Sus dimensiones son 22 x 27 x 34 cm. y tiene también cercenada su parte superior.  La decoración del frontal está prácticamante borrada, apreciándose tan solo algún resto de la misma. Es de piedra caliza con una sola puerta o entrada semicircular.

Señala también Rodrigo Conde que en la parte inferior se distingue la oquedad  destinada a las cenizas del difunto.

Jaime Urcelay

Nota: sobre las estelas-casa de Poza he publicado anteriormente las siguientes entradas:

El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (I)

El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (y II)

Estelas-casa de Poza de la Sal en el Museo de Arqueología de Cataluña

Más sobre la estelas-casa de Poza de la Sal (I). Las piezas localizadas en Gijón, Asturias

Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (II). La pieza de San Salvador de Oña

Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (y III). Museo de la Sociedad Martins Sarmento, en Guimarães

Dos nuevas estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s