Dos nuevas estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal

Desconocemos todavía el paradero de un buen número de las estelas funerarias en forma de casa, de época romana y cultura celta, procedentes de la necrópolis de Poza de la Sal (Burgos).

Y es que a la increíble destrucción de la necrópolis con ocasión de las obras del Ferrocarril Santander-Mediterráneo, realizadas en el año 1928, hay que sumar la dispersión que han sufrido desde entonces, de forma descontrolada, incluso las piezas inicialmente conservadas.

En diferentes entradas de este blog, he tratado de recopilar información sobre estas interesantísimas estelas oikomorfas de Poza de la Sal (1), continuando hoy esa tarea con la aportación de otros dos ejemplares.

En una finca particular de Poza

La primera pieza a la que quiero referirme está en la actualidad en una finca particular de Poza, donde se encuentra semienterrada. A ella corresponden la fotografía con las que se inicia la presente entrada y las que incluyo a continuación, todas ellas amablemente cedidas por la persona que me ha proporcionado la información sobre este ejemplar.

Diferentes detalles de la estela oikomorfa guardada en una finca particular de Poza de la Sal

No hay duda, a la vista de tales imágenes, que se trata de una estela funeraria del tipo Poza de la Sal. Lo corroboran la forma, el tamaño, el material y la característica puerta, en este caso simple y de forma semicircular con moldura, situada al ras de la base.

Del frontón, que ocupa una gran parte de la cara delantera de la estela, han desaparecido -posiblemente por desgaste- los habituales adornos, aunque quizá se adivinen dos típicas hexapétalas en la parte central, a ambos lados. Sí se aprecian bien dos líneas anchas de moldura que establecen el contorno del frontón.

No parece corresponderse con ninguna de las piezas del inventario realizado por Abasolo-Albertos-Elorza de 1975 (2). Sería en cualquier caso deseable un examen directo de la pieza para medirla con precisión y apreciar otros detalles.

Estela-casa incrustada en la fachada de un edificio particular de Camprodón, Gerona (Foto: J.P. Tejero Martín).

En Camprodón, Gerona

Un caso verdaderamente exótico, es la pieza localizada en Camprodón, en la comarca del Ripollés, Gerona. Está incrustada en la parte superior de la fachada del edificio de una finca particular.

Aparece incidentalmente referida en un artículo, dedicado a otros restos históricos relativos a San Esteban de Gormaz (Soria) y publicado ya hace algunos años (3). Quiero pensar que en la actualidad la pieza sigue ahí…

Para los autores del artículo -profesores Joaquín Gómez-Pantoja y Félix García Palomar- “los rasgos de la estela -forma oikomorfa, elementos decorativos, ausencia de inscripción- permiten atribuirla, sin duda alguna, al grupo característico de la necrópolis de la ciudad antigua, de nombre desconocido, que existió en las proximidades de Poza de la Sal, en la comarca burgalesa de la Bureba, y cuyo más completo inventario se debe a Abásolo, Albertos y Elorza (1975) (…)”.

Describen la pieza como “un bloque rectangular coronado por una arista con dos vertientes (…)” y “dos huecos simulando puertas”. “(…) El espacio triangular superior está ocupado por este estela-casa  que por este artículo sabemos es que el frontón hay tres hexapétalas y un creciente lunar con los cuernos hacia arriba (…)”.

Como llegó la estela pozana a semejante lugar es algo que los autores de la investigación no consiguen aclarar, pero parece muy posible que la pieza proceda del comercio anticuario.

Por mi parte, solamente matizar que no todas las estelas-casa de Poza son anepígrafas. Hay aproximadamente una docena de ellas que sí parecen haber tenido inscripción, de las cuales diez dan pie a una cierta interpretación onomástica, lingüística y paleográfica. Decir, asimismo, que “la ciudad antigua de nombre desconocido” parece puede reducirse a la ciudad romana de nombre Flaviaugusta.

Pieza núm. 3 del inventario de Abasolo-Albertos-Elorza.

¿Una pieza no catalogada?

Añadir también, por último, que, juzgando solo por la foto de J.P. Tejero aquí reproducida (no he tenido éxito en mi intento de conseguir alguna foto de mayor calidad), creo que no puede descartarse que la estela de Camprodón sea la núm. 3 del inventario de Abasolo-Albertos-Elorza de 1975, localizada por estos investigadores en la colección Martínez Santa-Olalla y supuestamente conservada en Poza de la Sal.

Esta estela, escribió el propio Martínez Santa-Olalla en su “Antigüedades romanas de Poza de la Sal (Burgos)” de 1931 (4), “es de las conocidas desde hace más tiempo, por pertenecer a viejos hallazgos en La Vieja”. Él mismo había dado cuenta de ella en una de las primeras noticias publicadas sobre estos singulares monumentos arqueológicos,  en 1923: “Piedra sepulcral extraña” (5).

La “Piedra sepulcral romana”, tal y como la presentó Martínez Santa-Olalla en “Piedra sepulcral extraña” (1923).

Jaime Urcelay

(1) Sobre las estelas-casa de Poza he publicado hasta la fecha las siguientes entradas: El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (I);  El enigma de las estelas-casa, de época romana, de Poza de la Sal (y II); Estelas-casa de Poza de la Sal en el Museo de Arqueología de Cataluña; Más sobre la estelas-casa de Poza de la Sal (I). Las piezas localizadas en Gijón, Asturias; Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (II). La pieza de San Salvador de Oña; y Más sobre las estelas-casa de Poza de la Sal (y III). Museo de la Sociedad Martins Sarmento, en Guimarães.

(2) “Los monumentos funerarios de época romana, en forma de casa, de la región de Poza de la Sal (Bureba, Burgos)” de José Antonio Abasolo, María Lourdes Albertos y Juan Carlos Elorza, Publicaciones de la Excma. Diputación Provincial de Burgos, Burgos, 1975.

(3) “El culto a Hércules y otras novedades epigráficas de San Esteban de Gormaz (Soria)” de Joaquín Gómez-Pantoja y Félix Garda Palomar,  Studia Philologica Valentina
nº 5 / 2001, págs. 73 a 101.

(4) Anuario de Prehistoria Madrileña, Madrid, 1931 y 1932, II y III, pág. 151.

(5) Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos de Burgos. Año II, Burgos, 1923, págs. 118 a 121.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s