Poza de la Sal en la literatura: las novelas de Juan Carlos Martínez Barrio

A esta serie sobre las huellas de Poza de la Sal (Burgos) en la literatura, llegan ahora las dos novelas publicadas por Juan Carlos Martínez Barrio, cuyo título de legitimidad es doble: la aparición de nuestra villa en una parte significativa de sus respectivas tramas y la condición de pozano del autor.

Efectivamente, Martínez Barrio nació en Poza de la Sal en 1965. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Valladolid y reside en la actualidad en la  ciudad de Burgos. Hasta la fecha ha publicado las dos novelas a las que está dedicada esta nota: “El Libro de los Sueños”, en 2012 (1), y “La noche sobre los dos ríos”, en 2016 (2).

Sigue leyendo

Anuncios

Mis lecturas. “Lucía en la noche”, de Juan Manuel de Prada, o la necesidad de la novela

Quienes sigan habitualmente las publicaciones de Juan Manuel de Prada creo que convendrán conmigo en que estamos asistiendo a una edad de oro de nuestro escritor, tanto por la cantidad como, sobre todo, por la calidad de lo que está escribiendo.

Personamente suelo encontrar en sus frecuentes artículos en la prensa un impagable nutriente para intentar comprender la complejísima realidad de nuestro tiempo, expresado además desde una libertad de criterio y un talento en las formas que hacen de Prada un autor muy singular.

La lectura ahora de su reciente novela Lucía en la noche (*), con la que he disfrutado muchísimo, me ha ratificado en esta impresión. Definitivamente, la inspiración se ha posado en Juan Manuel de Prada.

Sigue leyendo

Poza de la Sal en la literatura: “El pastor del páramo”, de Justo Peña y Antonio Zavala

Corría el año 1950 y el joven guipuzcoano Antonio Zavala Echeverría (1928-2009) iniciaba sus estudios de jesuita en el Colegio Máximo de San Francisco Javier, en Oña (Burgos). Fue entonces cuando descubrió, asombrado, el majestuoso Páramo de Masa y los parajes y pueblos que lo rodean. Años después, ya en los 70, regresaría a estos lugares, trabando amistad en Cernégula con su pastor, Justo Peña Fernández (1919-1993).

En diferentes encuentros, que se sucedieron a lo largo de varios años junto a la cruz de la Venta de la Perra, Justo fue narrando al jesuita sus vivencias y aventuras. Hijo y nieto de pastores, había nacido en Escóbados de Abajo y desde los nueve años de edad desempeñó su ancestral oficio en los diferentes pueblos en los que vivió: Huéspeda, Pesadas de Burgos, Haedo o Ahedo, Turzo, Cubillo de Butrón, Báscones de Zamanzas y, finalmente, Cernégula.

Sigue leyendo

Mis lecturas. Un libro rebelde: “Mi historia y once más”, de Leonor Tamayo

Para encontrar lo verdaderamente valioso, lo que nos puede hacer felices y personas plenas, no son necesarios grandes arabescos intelectuales ni seguir caminos aparatosos. Esto va, sencillamente, de tratar de amar y dejarse amar, aceptando nuestra fragilidad como seres humanos. Algo que todos tenemos al alcance de la mano en nuestra vida cotidiana…

Esta podría ser una síntesis de lo más esencial de “Mi historia y once más”, de Leonor Tamayo (*), un libro rebelde, a contracorriente de la asfixiante corrección política de hoy día. Casi doscientas páginas ágiles, frescas y directas, de esas que se leen de un tirón, en las que su autora -pura espontaneidad y sinceridad- comparte con el lector su experiencia vital y su día a día como mujer, esposa y madre de diez hijos.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “Insumisos”, de Tzvetan Todorov: la firme resolución de resistir

Tzvetan Todorov (Sofía, 1939), un reconocido intelectual búlgaro emigrado a Francia antes del derrumbe del comunismo en su país de origen, ha reunido en “Insumisos” (1) un atractivo e inspirador conjunto de itinerarios individuales en los que, pese a la diversidad de perfiles personales y de los contextos a los que tuvieron que enfrentarse, aparece un rasgo común: la resistencia, por motivos morales, a la coacción dominante.

La propia experiencia del autor en un régimen totalitario y sus amplias investigaciones académicas en ciencias sociales, constituyen la base de las Motivaciones iniciales, la Visión de conjunto final y el marco de razonamiento -con el que no siempre he coincidido- para la presentación de los ocho ejemplos, todos ellos contemporáneos, seleccionados en el libro: Etty Hillesum, Germaine Tillion, Alexander Solzhenitsyn, Borís Pasternak, Nelson Mandela, Malcolm X, David Schulman y Edward Snowden.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “Romano Guardini, maestro de vida”, de Alfonso López Quintás

He frecuentado bastante a lo largo de mi vida a Romano Guardini (1885-1968), aunque probablemente con poca profundidad. A él tengo dedicada una de esas estanterías especiales de la biblioteca, que en mi significa algo así como una marca de predilección y aviso de que tengo que volver a beber de esa fuente. En esto, Guardini es vecino físico de otro de mis manantiales de siempre, Manuel García Morente, como él buscador incansable de la verdad aunque por caminos algo diferentes.

Aun recuerdo cómo me marcó personalmente hace bastantes años el librito de Guardini “Las etapas de la vida. Su importancia para la ética y la pedagogía” (1). Tras descubrirlo compré un buen lote de ejemplares y se convirtió en regalo obligado para la gente que entonces me rodeaba… Una manía personal que se ha repetido con otros libros y que ahora acaparan Natalia Sanmartin y “El despertar de la señorita Prim”.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “El despertar de la señorita Prim”: la belleza salvará al mundo

La primera vez que leí la novela “El despertar de la señorita Prim”, de Natalia Sanmartín Fenollera (*), quedé asombrado de cómo, a través de una trama y una escritura sencillas -envueltas en un título y una portada a priori poco atractivos para mí-, conseguía un resultado tan fuera de lo común.

Conocí después a su joven autora en una tertulia organizada por la Universidad Francisco de Vitoria y me sentí cautivado al escucharle desvelar, con muchísima naturalidad,  su historia personal, la génesis del éxito de la novela -también poco convencional-, y las claves de un relato que, claramente y como ella nos confirmó aquel día, permite niveles de lectura muy diferentes.

Sigue leyendo

Mis lecturas. «Matar a un ruiseñor»: el itinerario de la empatía

Matar a un ruiseñor, publicada en 1960 por la escritora estadounidense Harper Lee,  es no solo una encantadora novela de la que disfrutar sino también una propuesta pedagógica para aprender sobre lo que uno de sus protagonistas llama las realidades de la vida.

Es curioso, por lo demás, que esta obra literaria, pese al éxito que alcanzó en su momento -tanto en EEUU, donde fue Premio Pulitzer, como en España-, haya quedado después bastante olvidada. Paradójicamente y como sugiere mi hija Ichi, quizá tenga algo que ver ese eclipse  con la celebridad alcanzada por su magnífica versión cinematógrafica, que, dirigida en 1962 por Robert Mulligan y protagonizada por Gregory Peck, fue galardonada con tres Premios Óscar.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “La Tigresa y el Acróbata”, de Susanna Tamaro: el descubrimiento del sentido

La Tigresa y el Acróbata (1), la última novedad editorial de Susanna Tamaro, es un cuento para adultos al que se ha comparado con El Principito de Saint-Exúpery.

Y sí, después de disfrutar de la nueva creación de la escritora italiana, también yo creo que hay una conexión entre ambas narraciones. No solamente por su género literario sino, sobre todo, por una similar filosofía de fondo sobre la condición humana.

La Tigresa y el Acróbata es la historia, rebosante de ternura, de la vida de una tigresa de la Taiga siberiana. Una vida que, casi desde las primeras orientaciones de su madre y de su padre ausente, es el recorrido de un difícil camino para la búsqueda y conquista del propio Reino. Un Reino que que se inicia en el punto exacto en que se inician todos los días.

Sigue leyendo

Mis lecturas. “Patria”, de Fernando Aramburu: la derrota literaria de ETA

La novela Patria (*), del escritor donostiarra Fernando Aramburu, se ha convertido en el fenómeno literario del año y quizá de la década; los elogios son unánimes.

Reconozco que me motivan poco tales consensos generales. Cuántas veces son solo el resultado de formidables campañas publicitarias. Pero ahora puedo hablar desde mi propia experiencia de lectura de esta novela y me sumo, desde luego, al elogio general. En efecto, también a mí Patria me ha parecido magnífica.

Sigue leyendo