El Becerro Gótico de Cardeña (1086) y las primeras noticias documentadas de Poza de la Sal

Becerro Gótico de Cardeña (1086). Título general del cartulario.

Apenas hace un año de la publicación de la que se ha considerado edición definitiva del  Becerro Gótico de Cardeña. Este hito en la investigación de uno de los grandes tesoros del patrimonio cultural español  –fechado entre 1085 y 1086 y salvado casi milagrosamente tras la desamortización liberal de Mendizábal (1836)— es buen pretexto para dar aquí noticia de la importante  presencia en él de Poza de la Sal (Burgos) (1).

El Becerro Gótico de Cardeña es un cartulario elaborado en el scriptorium del monasterio, entonces benedictino, de San Pedro de Cardeña, muy próximo a la ciudad de Burgos. Los monjes copiaron en esta colección 373 diplomas del cenobio, comprendidos entre los años 899 y 1085.

Sigue leyendo

Anuncios

Poza de la Sal en “Euskal-Erria. Revista Bascongada” (1896)

Portada de Euskal-Erria. Revista Bascongada, fundada en San Sebastián en 1880

En el año 1896 Euskal-Erria. Revista Bascongada publicó un amplísimo trabajo, en seis entregas, con el título Curiosidades de la antigua Basconia, del que la mayor parte está dedicado a Poza de la Sal (Burgos). Su autor es Miguel Martínez Ballesteros [1].

Iker, desde tierras vizcaínas, tuvo la amabilidad –que mucho le agradezco- de llamarme la atención sobre este curioso texto, creo que desconocido hasta ahora para quienes nos hemos acercado a los temas históricos pozanos. Trataré, por eso, de resumir en esta entrada lo más importante de él.

Sigue leyendo

Poza de la Sal en “Sueños de Plata. El tiempo y los ritos. Fotografía y antropología en Castilla y León” (2011)

Sueños de Plata PortadaPese a la riqueza de la historia y el patrimonio cultural y etnográfico de Poza de la Sal (Burgos), son más bien escasos los materiales disponibles para su estudio y divulgación, aunque algunos de ellos sean ciertamente valiosos.

Ya hace más de dos siglos el entonces alcalde de nuestra villa, Pedro Pablo Echevarría y Zárate, lamentaba en un oficio de fecha 17 de junio de 1806, dirigido a la Real Academia de la Historia, como lo cierto es que este Pueblo y su comarca, podía haber sido más examinado por los Historiadores y Anticuarios, si quiera por sus particulares minas de sales, su remota antigüedad, y trabajo subterráneo y ecónomo; población de monasterios ya olvidados aun en su localidad, y por desgracia falta  de documentos (…).

Sigue leyendo