Patologías del liderazgo: la “Dirección por Espasmos y Ocurrencias”

Puede sonar a broma, pero no se me ocurre un nombre más expresivo para describir un tema que es serio. Su impacto en el compromiso y el desempeño de las personas -en particular, de las de más talento- es enorme. La patología del liderazgo a la que se refieren estas líneas es, además, de las que suelen estar en la zona oculta de bastantes directivos y managers; muchos son, en este aspecto al menos, inconscientemente incompetentes.

¿A qué llamo “Dirección por Espasmos y Ocurrencias”? Veamos dos ejemplos.

Sigue leyendo

Anuncios

El feedback es un regalo, pero no es fácil. Cinco aprendizajes

A estas alturas creo fuera de duda que construir en una organización una cultura de feedback o retroalimentación cotidiana es una palanca sencilla y poderosísima de desarrollo del talento y mejora del rendimiento.

La experiencia demuestra sin embargo que la  aplicación en las organizaciones del feedback -cuando es negativo– no resulta fácil. O que muchas veces los resultados –esté o no aquel asociado a los sistemas de gestión del desempeño (1)– no son los esperados en calidad e impacto en la mejora de los comportamientos de las personas en su trabajo. Con todo, el propósito merece la pena y la vías para conseguirlo están ahí, al alcance de quien quiera seguirlas para hacer del feedback un regalo muy apreciable y motivador para cualquiera que aspire sinceramente al crecimiento.

Sigue leyendo