Tanto espíritu que cultivar, tanta vida que reivindicar

Nota.- Orgulloso cedo hoy este espacio a mi hija Ichi, reproduciendo lo que ha escrito para despedirse de sus amigos en Facebook.

La menor de mis hijas pertenece, por derecho tanto de origen como de ejercicio, a esa asombrosa generación de millennials a la que, por sobradas razones, se está dedicando tanta atención en el mundo de las organizaciones, entre otros ámbitos.

Y lo que ha escrito me ha resultado muy inspirador, teniendo en cuenta, sobre todo, esa perspectiva generacional tan diferente. Por eso le he pedido permiso para transcribirlo aquí, con pequeños retoques para salvar algún exceso de esa espontaneidad que proporciona la costumbre -tan característica de su generación- de escribir a través del móvil…

Sigue leyendo

Anuncios